Think against the box. Innovación contra la caja

Think against the box. Innovación contra la caja

Es habitual la búsqueda de metodologías de creatividad e innovación disruptivas. Un enfoque muy habitual es el de “pensar fuera de la caja” (think out of the box). Esto se trata de pensar de una manera no habitual, saliéndose de los límites convencionales del razonamiento y evitando expresiones como “siempre se ha hecho así”. Ahora bien, ¿por qué no dar un paso más allá? ¿Por qué no “forzar” un poco más el pensamiento y el razonamiento para tratar de romper más límites y encontrar nuevos caminos de reflexión? De este modo encontramos el enfoque “pensar contra la caja” (think against the box). Aquí no buscamos sólo reflexionar fuera de los límites establecidos, aquí lo que pretendemos es reflexionar contra los límites, no tratamos de superarlos, sino que pretendemos destruirlos. Luchamos contra la caja.

Pongamos un ejemplo. Imaginemos que estamos trabajando en la creación de un servicio concreto en un hotel, por ejemplo en diseñar un servicio de cafetería realmente relevante. Si aplicamos una metodología out of the box diseñaremos un servicio diferente, evitando costumbres no racionalizadas y buscando la innovación en el servicio. No necesariamente destruimos lo que existe, sino que pensamos más allá y lo ponemos en duda. Si por el contrario realizo una reflexión against the box mi primera pregunta será: ¿cómo puedo destruir este servicio? ¿Cómo puedo hacer justo lo contrario de lo que pretendo? De este modo lo que he de buscar es un servicio absolutamente deleznable, de modo que el cliente no quiera ni venir a tomarse un café a mi bar para, a partir de ahí, construir un servicio excelente.

Como se ve los enfoques against y out son esencialmente distintos. Out of the box busca construir desde lo que ya existe, cambiando e ideando cosas nuevas, pero desde una “caja” real como punto de partida. Against busca partir de cero, pero destruyendo (intelectualmente) lo que ya hay, rompiendo la “caja”. Esto nos lleva a la siguiente reflexión: el enfoque against es básicamente un enfoque de análisis. Cuando yo trato de destruir un servicio como el del ejemplo (o construir un producto deleznable, por ejemplo) lo que estoy haciendo es analizarlo en su totalidad. Para hacer algo contrario a A primero tengo que conocer A. Realizo un análisis integral del producto o servicio para a partir de ahí construir su contrario. Esto hace que en el fondo against y out sean complementarios, y pueda primero desarrollar un enfoque against que me dé información sobre el producto o servicio para a partir de ahí construir con un enfoque out.

Para desarrollar un modelo de razonamiento against the box debemos seguir los siguientes pasos:

  • 1.-Definir el segmento con el que estamos trabajando
  • 2.-Definir el producto o servicio correcto que vamos a ofrecer
  • 3.-Establecer los puntos importantes de análisis (uso, entrega, acceso, tiempo de espera…)
  • 4.-Construir un prototipo justo con el servicio o producto contrario al que deberíamos ofrecer
  • 5.-Analizar el prototipo

Este tipo de enfoques nos puede ayudar a tener una más y mejor información sobre el tipo de producto y servicio que podemos crear. El uso de un pensamiento against the box puede incidir en nuestro posicionamiento en el mercado, incluso localizando a aquellas empresas que lo están haciendo mal acercándose más a un modelo de producto o servicio equivocado que a uno excelente.

Comentar!

Comentario (requerido)

Puedes usar código HTML, con las siguientes etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)