Design Thinking, el caso Waka Waka

Design Thinking, el caso Waka Waka

En septiembre del año pasado fui invitada a dar una conferencia en Sustainable Brands Buenos Aires. Entre amigos, conocidos, grandes y pequeñas empresas interesadas en cambiar paradigmas conté sobre mi experiencia en Design Thinking, pero como no soy muy amiga de la teoría, quería dar un caso concreto en el que había estado implicada, así que ejemplifique con Waka Waka y la campaña Solar For Syria.

Me centré en el pensamiento de diseño como oportunidad para innovar nuestro modelo de negocio, re-pensar nuestro sistema económico y lograr el verdadero triple impacto: social, económico y ambiental.

Como diseñadora son una convencida que “nuestro mundo no es sostenible por errores de diseño“. Creo que es tiempo de comenzar a repasar el origen de todos los errores que hemos cometido y dar soluciones concretas usando la metodología del diseñador “design thinking” y la fuerza del mercado para escalar la solución a problemas urgentes a través de los negocios, en lugar de seguir creando necesidades que ya están más que ofertadas. El futuro de la innovación es “tener la sustentabilidad como propósito y de eso hacer un negocio y no tener la sustentabilidad como negocio“. Lógicamente el camino no es el tradicional, pero si sacas la mirada del mercado y haces foco en los problemas tu empresa será experta en soluciones, impactando positivamente y podrá volverse imprescindible. Es un cambio de chip, en lugar de invertir grandes costos separando por áreas: producción, ventas, marketing, publicidad, responsabilidad social, etc, invierto en problemas e impacto, buscando generar un círculo virtuoso y de integración. La sustentabilidad es la intersección de todo, pero por alguna razón cognitiva que desconozco, los seres humanos hacemos complejo lo que es simple, fragmentamos para entender, cuando hemos comprendido no siempre volvemos a unificar y ahi radican todos nuestros problemas como especie. Es todo más sencillo, más integrado y solo requiere de sentido común.

En ese sentido, el caso Waka Waka resulta un gran ejemplo porque es un modelo de negocio pensado desde la sustentabilidad social, económica y ambiental, que busca generar triple impacto equitativo en cada uno de esos 3 vectores.

Waka Waka es una Empresa B (BCorps) que resuelve un problema concreto: dar luz solar gratis a personas en crisis, tiene un modelo de negocio válido (One by One) que escala la solución del problema, la comunicación es virtuosa y viral por la fuerza de su propósito, logra medir su impacto de forma eficiente, educa y promueve las energías renovables, previene de víctimas de incendio y conecta personas (P2P) de diversas clases sociales a través de un producto. Personalmente estuve implicada en la campaña “Solar for Syria” junto a Paulette Van Ommen y la comunidad que nos unió: Global Shapers.

Luego de exponer, fui invitada a dos instancias más dentro del mismo evento: debate local, “Cambiando las Reglas del Juego” y Sesión Temática “Innovación con Impacto”.

“Las empresas que lideren el mañana sabrán crear valor compartido y entenderán que la especie humana depende y está en manos de las decisiones del mercado.”

Giselle Della Mea, Sustainable Brands Buenos Aires

Comparto videos y presentaciones.

Giselle-Della-Mea-Design-Thinker-750
Ver Galería de Fotos

Comentar!

Comentario (requerido)

Puedes usar código HTML, con las siguientes etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)